martes, 9 de junio de 2015

COSTA BRAVA, EL REINO DEL SAULÓ


De nuevo "La llamada de la selva" se abre paso entre los quehaceres diarios entre las cocorotas de unos cuantos Barrigas que acaban sucumbiendo al prometedor aullido al claro de luna.
La Costa Brava nos tienta de nuevo tras conocer , de visitas anteriores, las secretas maravillas que se nos ofrecen con solo "alargar" la mano.
Tras unas rutas anteriores por la zona del Cap Roig y el Cap de Creus, esta vez nos disponemos a "descubrir" otro pedazo de Costa Brava.
La ruta se prevee "épica-light" con algo mas de 60 kilometros y unos 1200 metros de desnivel, cosa que teniendo todo el dia para recorrerla presupone una jornada intensa pero aceptablemente apta para un gran público.
Como suele ser normal, no toda la comunidad barriguera reune las condiciones "fisico-ambientales-emocionales" necesarias para estas empresas y al final somos 5 Barriguitas los que nos embarcamos en este nuevo "deseo betetero".
Salimos de Llagostera a las 8 aprox de la mañana a unos estupendos 18 graditos , cosa que nos ayuda a encarar las primeras remontadas que se internan en el macizo de Ardenya y que nos empiezan a orientar sobre las caracteristicas del terreno...reseco , pedregoso y con buenas dosis de su caracteristico sauló.
Un primer descenso nos deposita en el Coll de Terre Negra que es el paso natural a la riera de Tossa y por donde pasa la carretera de acceso a esta población.
El descenso posterior  hacia Tossa es una delicia ya que recorre la fresca umbria de este vallecito encajonado entre montes y bosque resiguiendo la rierita que incluso nos refresca los pies en un par o tres de ocasiones.
Justo al llegar a Sant Eloi remontamos nuevamente para llegar a Tossa por la "puerta de atras" resiguiendo los espectaculares miradores "Dels Caus".
Al asomarnos al primer mirador quedamos embelesados con el paisaje que se nos ofrece a nuestros pies.
La entrada a la población de Tossa por sus murallas traseras es uno de esos momentos impagables que solo unos cuantos "privilegiados" conocen y que pasa a formar parte del curriculum betetero mas preciado para los amantes de los rincones secretos de los grandes centros turisticos.
Paseo breve por las callejuelas de Tossa y remontada tranquila a su castillo para descubrir sus magnificas persepectivas.
Una vez saciado el ansia paisajistica procedemos a saciar el ansia hidrica y alimenticia en un estupendo chiringuito emplazado en la misma playa con vistas panoramicas sobre las murallas.
Entre pinto y valdemoro son las doce del mediodia, el calor aprieta ya de lo lindo y nos queda el "plato fuerte" del dia...la ascensión al Puig de Cadiretes que con sus 517 metros es la cota máxima del macizo.
Reemprendemos la marcha desde los 0 metros de altitud y a los veintilargos grados.
Antes de abandonar la población paramos en un supermercado para compar agua pues no hemos visto ni una sola fuente en Tossa.
Nos tomamos la ascensión con muuuucha calma y sin dar una pedalada de más; incluso en algun momento mas exigente de la ascensión descabalgamos y hacemos el tramo a pie sin "remordimientos de conciencia" no es cuestion de sufrir un colapso por el calor.
Entre "sudores fandanguillos y alegrias" acabamos coronando EL CIM donde aprovechamos las vistas panoramicas de 360 grados que nos ofrece.
Ya solo queda "descender" a Sant Feliu de Guixols , tramo que por supuesto , no va a ser regalado.
Tramos de pista facil , una trialera destrozada por la erosión y alguna remontadilla traicionera nos llevan hasta Sant Grau donde hacemos una breve parada y aprovechamos para repostar agua.
Ya falta menos...
La ruta continua con la misma tonica...pista asequible que alterna subidas y bajadas y que nos conduce hasta Sant Baldiri que se encuentra en un estado deplorable.
El calor nos va haciendo mella y minandonos la moral, pero ya queda poco.
Pero antes de llegar a Sant Feliu de Guixols nos topamos con un nuevo "regalito"...una trialera pedregosa a mas no poder y encajonada entre la caracteristica vegetación exfoliante de la zona.
Trialera de descenso que se enclota en el Sot de les Sorres entre piedras pinchos y calor sofocante y que termina de consumir nuestra maltrecha moral.
Acabamos este descenso andando pues no nos queda ni moral para "negociar" las dificultades.
Llegamos a la Casa Nova que da paso ya a terreno mas humanizado y desde donde ya sin dificultades concluimos el descenso a Sant Feliu de Guixols que nos recibe con su magnifica Porta Ferrada.
Nueva visita a la playa donde decidimos dejar para otro dia el posible bañito marino y nos centramos en localizar el local ideal para volver a reponer liquidos a base de cebada y alguna cosilla para comer pues son ya algo mas de las 4 de la tarde.
Despues de unas claras y unas bravas en una sombreada callejuela de la población, a las 5 reemprendemos la marcha todavia con calor para dar y vender, dispuestos a concluir la ruta de hoy.
Unos 18 kilometrillos mas de bicicarril rodados a ritmo de "andante ma non troppo"  nos devuelven al punto de origen donde tenemos los bugas esperando.
Ya no tenemos ni fuerzas ni tiempo de tomarnos "la última"...hay que llegar a casa a tiempo para ver La Champions asi que carretera y manta.
Ha sido una nueva rutilla para "coleccionistas" solo apta para gente dispuesta a dejarse sorprender con perspectivas ineditas de una de las zonas mas populares de Catalunya, eso si....a costa de buenas dosis de esfuerzos y sudores.





































Al final unos 70 kilometros y 1450 metros de desnivel aproximado....pero como dijo el "sabio Daniel-in": 
La altura solo cuenta si ves nubes por debajo de ti...y la distancia si eres incapaz de recordar desde donde has salido.
Asi que, como todo es relativo...a por otra !!!

1 comentario:

Dani castañer dijo...

Olé por mi connor,sigue en la brecha!!!