lunes, 13 de abril de 2015

DE CUANDO REPETIR RUTA VALE LA PENA (PARDINES-TREGURÁ-COLLADA VERDA-PARDINES)


Normalmente soy reacio a repetir rutas...hay tantas cosas por hacer , tantos proyectos por cumplir que no es necesario tirar del "archivo historico".
Pero tambien hay veces que volver a hacer un intinerario te da una nueva perspectiva o te proporciona alicientes diferentes.
Esta semana habia que materializar una "promesa" que le habia hecho a Dani "El arma secreta" referente a pedalear encima de nieve.
Ya habiamos hecho un "tastet" meses atras en el Pla de la Calma pero al chaval le habia sabido a poco desoyendo los sabios consejos que desde la "vejez" prudentemente le propocionabamos Gerardo y yo.
Habia que buscar una opcion para que de una vez por todas se diera cuenta Dani de que la nieve y la bici , excepto en contadas ocasiones , son incompatibles.
Y esa era la motivación principal de esta salida...pisar nieve, buscarla en el sitio adecuado para la época del año en que nos encontramos y en la cantidad justa y necesaria para que Dani quedara satisfecho y los demás no nos putearamos demasiado.
Tras aplazar esta salida hace algunas semanas por las previsiónes meteorologicas, temia que a estas alturas fuera ya demasiado tarde para encontrar el preciado elemento blanco.
Pero la decisión estaba tomada y tenia la tranquilidad de que, aunque no encontrasemos nieve, la excursión bien valia la pena y nadie quedaria decepcionado.
Como siempre, dentro del seno barriguil , aparecen "voluntarios" para acompañar a los chalaos del grupo.
Este saturday, nos encontramos Gerardo "El maño", Dani "El arma secreta", Sergio "W", Felipe "el discreto" y "Karlmarx" a las 9 en Pardines dispuestos a una nueva aventurilla.
Vamos al tajo que tenemos "faena" por delante...
Empezamos descendiendo por carretera , desandando el camino que hemos hecho con el coche para llegar al pueblo ( ¡¡ putada !!) y perdiendo unos valiosos metros de desnivel que despues habrá que recuperar.
Pero no hay que preocuparse , ya que para recuperarlos tenemos por delante 17 kilometros de ininterrumpida y mantenida ascensión que ponen a prueba nuestra paciencia y nuestros riñones.
Es una subida tendida y muy sencilla, con una pendiente muy moderada que permite circular en plato mediano sin problemas; pero es tan larga y sin un solo descanso que el "coco" acaba haciendo figa y con él las piernas si no vas bien mentalizado.
Los riñones tambien pagan su tributo al ir cargados con mochilas mas pesadas de lo habitual...y si no que se lo digan a Gerardo que acaba poniendose la mochila en la barriga para poder descansar la espalda.
Al llegar al coll de Meianell empezamos a ver nuestro blanco objetivo al tiempo que el paisaje se va volviendo cada vez mas grandioso.
Empieza Dani a hacer sus pinitos en la nieve descubriendo que es practicamente imposible rodar por encima de ella.
A pesar de todo , el chaval se divierte y se revuelca como "gorrino en la era" mientras nosotros nos divertimos viendole disfrutar.
En el Coll de Meianell no termina la subida, la pista continua en una mezcla de subida y falsa bajada propiciada por un extraño efecto optico.
Llegamos a un refugio de pastores que dispone de unas panoramicas soberbias, de cara al sol y a resguardo del excaso viento que hace hoy.
Un lugar excepcional para detenernos a repostar con nuestros bocatas, las estupendas olivas de la abnegada Pepi y del magnifico Cariñena "afrutado" que tan pundorosamente ha porteado hasta aqui Gerardo.
El vino está espectacular y la bota circula de mano en mano sin casi tiempo de tocar tierra.
Asi vamos, que cuando toca ponerse de nuevo en marcha salimos todos disparados sin temor a nada a pesar de tener que cruzar un gran nevero que nos obligará a clavar bien los pies en la nieve para evitar un resbalón.
Sin darnos cuenta terminamos de ascender y empezamos un larguisimo y vertiginoso descenso donde descubrimos nuevas perspectivas hacia las nevadas cumbres del alto Ter.
Tambien , alla al fondo, a lo lejos, vemos como miniaturas los pueblos de Setcases y Vilallonga de Ter, nuestro siguiente objetivo.
Pero antes atravesamos Tregurá con sus bonitas casas, sus estupendas vistas y sus caballitos blancos pastando de la fresca hierba.
Desestimamos la opcion B que habia descubierto desde el anonimato del Google Heart y que nos tenia que ahorrar un tramo de asfalto y decidimos ir a lo seguro llegando por carretera a Vilallonga de Ter.
Aqui empieza la segunda y mas terrorifica ascensión de la jornada : la Collada Verda pasando por Abella.
Mas corta y con menos desnivel que la ascension al coll de Meianell, esta remontada es muchisimo mas dura y pone a prueba la fuerza y resistencia de los que se "atreven" a afrontarla.
Teniamos previsto hacer una paradilla en Abella para recuperarnos y tomar un cafe o una cocacolilla y asi partir la ascensión en dos partes pero, siguiendo el track que llevamos , nos acabamos dando cuenta demasiado tarde que esquiva el paso por el pueblo para nuestra desilusión.
Asi que nos vemos enfrascados sin remedio en una titanica ascension que combina pendientes terribles con un piso pedregoso y de mal circular.
Por supuesto Gerardo agacha la cabeza y arremete contra las pendientes acabando por echar algun pie al suelo.
Felipe ante la sorpresa general, supera a Gerardo cargandose todas las cuestas del tirón siendo el único de nosotros en conseguirlo.
Dani y Sergio van combinado sabiamente tramos ciclados con tramos a pie.
Y yo , que ando un poco "perjudicao" pero con la testosterona por las nubes, me propongo no hechar pie al suelo por lo que opto por la táctica del ir tramo a tramo.
Recorro 20-30 o 50 metros de infernal subida con paradita de 1 o 2 minutos para recuperar pulsaciones y glucogeno en sangre.
Y asi xino-xano con mucho e inutil pundonor ( y es que todos tenemos dias de "arrebato juvenil") consigo superar los tramos mas exigentes de la ascension a la Collada Verda que nos recibe con un sutil sirimiri que nos alerta ante la incierta previsión meteorologica que vaticinaba lluvias a partir de las 5 de la tarde.
Aunque solo son las 4 de la tarde no queremos tentar a la diosa fortuna...
Asi que sin demorar demasiado iniciamos el que resulta ser un descenso kamikaze por una pista muy empinada y pedregosa.
Los coleguitas desaparecen de mi vista rezando para que no pierdan del todo la cordura y yo voy haciendo, sin prisa pero sin pausa , disfrutando de un paisaje esplendido.
Atrapo al grupo debido a una averia doble de Felipe que por lo visto bajaba como alma que lleva el diablo.
Aprovecho su parada para adelantarme y poder tomarles alguna "afoto" de su descenso.
Finalmente tras una última e inesperada remontada divisamos con una luminosidad espectacular de nuevo Pardinas donde aparecemos casi a las 5 de la tarde.
Aun le quedan a Dani ganas de remontar una callejuela del pueblo mientras los demas nos apresuramos a localizar un lugar adecuado para tomarnos una bien merecida jarra de clara.
Una gran excursión y una inolvidable jornada betetera en la que hemos podido testear las virtudes e inconvenientes de la nieve, la altitud, la pez de la bota de vino y los placeres y sinsabores de nuestra mundanal existencia filosofando alla arriba , sobre los dosmil metros de altitud.
Viendo la satisfaccion en la cara de mis compañeros entiendo que ha valido la pena repetir ruta...
































Aqui teneis el track:



¡¡¡ Y AQUI EL VIDEO !!!


4 comentarios:

Dani castañer dijo...

com sempre tot un 10,excursió i reportatge ,gracies altre cop

Anidem dijo...

Muy bien!!! que buenas personas sois y lo que llegáis a montar "pa" darle gusto al niño....
Aunque seguro que todos habéis disfrutado por las caras de satisfacción que gastáis.
Muy bonito el paisaje.
Un saludo a todos!!!!!

Francisco Ruiz Peñalver dijo...

Pedazo de excursión muy guapa
solo algunas notas a corregir:El Gerardo parece una embarazada con esa pedazo de mochila el Sergio parece que se este haciendo un gallarda inflando la rueda el Dani está loco de remate y el felipe bastante tubo con aguantar el chaparrón.
felicidades a todos y gracias por hacer este reportaje,los que estamos de baja temporal podemos disfrutar con vuestras aventuras
---saludos a todos---

jordi tornabell dijo...

Si señor preciosa salida os habeis marcado barrigas,conozco un poco esa zona y es preciosa pero muy dura.Buen reportaje,espero poder salir de nuevo con vosotros-